Este “ambicioso” proyecto de intervención contra la soledad no deseada forja una conexión permanente entre entidades públicas, entidades privadas y agentes sociales, para abordar el problema de la soledad en las personas mayores desde una perspectiva asistencial y preventiva, y por ello se celebran como un interesante espacio para compartir y sacar conclusiones.
“El trabajo de intervención social unido al teléfono asistencial y la organización de jornadas sociales de mayores con los agentes participantes, será una herramienta útil para seguimiento y enriquecimiento del proyecto.
El Ayuntamiento de San Bartolomé celebra las 1º Jornadas contra la soledad no deseada contando con la presencia del alcalde, Alexis Tejera, la concejala de Tercera Edad, Alma María González, concejala de Servicios Sociales, María Dolores Fernández, 3 representantes de los Centros de Salud del municipio, representación del ICI, representantes técnicos de las áreas de Servicios Sociales y del Equipo Multidisciplinar que trabaja en este momento en el área de Tercera Edad y asociaciones de mayores del municipio, para hacer un seguimiento del programa de trabajo realizado durante más de un año en el municipio. Esta es una de las grandes propuestas municipales y merece una evaluación tras un año de trabajo continuo para mejorar la calidad de vida de los mayores. Tenemos la misma premisa que teníamos hace un año, que “ningún mayor del municipio se sienta solo, queremos garantizarles bienestar social” para ello es fundamental el diagnóstico de los mayores del municipio y su situación real.
A través de la escucha activa telefónica 696 159 450 se ha estado ofreciendo atención personalizada, con apoyo psicológico, orientación y seguridad. Posteriormente se hará un trabajo de intervención y derivación a los recursos existentes y nuevos que se creen. “El trabajo de intervención social unido al teléfono de atención y la organización de jornadas sociales de mayores con todos los agentes son pilares fundamentales del trabajo que venimos realizando”.
El alcalde destacó: “Cuando presentamos el plan contra la soledad no deseada explicamos las tres grandes líneas que envuelven este proyecto y que siguen siendo nuestro objetivo: Conocer todas las situaciones para ofrecer soluciones desde distintos ámbitos incluyendo los centros municipales de la tercera edad, el desarrollo de espacios en los que dependientes y sus familias encuentren un apoyo unas horas al día, con el Centro de Respiro Familiar, y dotar al municipio con plazas socio-sanitarias de las que carece la Isla, a través de una zona residencial para mayores, en la que ya trabaja un equipo multidisciplinar, así como vertebrar una red de voluntariado municipal”.
“Trabajamos con firmeza por las personas en aislamiento o situación de soledad no deseada, y a lo largo de este año hemos ido identificando y canalizando cada caso atendiendo de manera personalizada, para mejorar todas las situaciones que concluyan en fragilidad y aislamiento social”, ha destacado la concejala de Tercera Edad, Alma María González.
Los centros de la tercera edad municipal, en corto espacio de tiempo abrirán sus puertas y ofrecerán actividades que fomenten el bienestar emocional y social, promoviendo un envejecimiento activo y relaciones sociales enriquecedoras, como siguiente paso dentro del proyecto.
Scroll Up