El Ayuntamiento de San Bartolomé a través del área de Bienestar Social, delegada en María Dolores Fernández ha procedido a la concesión de subvenciones a 4 entidades sin ánimo de lucro para afrontar la realidad de la situación actual de los usuarios/as a través de los distintos servicios que ofrecen y que se han visto mermados por la Covid-19.

Se han otorgado un total de 40.000€ a razón de 10.000€ por entidad, siendo beneficiarias, Cruz Roja Española, Cáritas-Parroquia de San Ginés, la Asociación Social y Cultural para las Mujeres Mararía y Asociación Cultural y Social Trib-Arte.

En la mañana de hoy el alcalde y concejala de Bienestar Social mantuvieron en alcaldía una reunión con representantes de las 4 entidades, contando con la presencia de Nieves Rosa Hernández Gorrín, Presidenta MARARIA, Tamar Luis Placeres, Presidenta Cruz Roja Lanzarote, Cristina León Ponte, Presidenta Asociación Cultural y Social Trib-Arte y Miguel Ramón Hernández Suarez, Parroquia San Ginés acompañados también por miembros de las distintas entidades y del concejal de Emergencia Social y Humanitaria de San Bartolomé, Isidro Pérez.

El alcalde, Alexis Tejera destaca que “el trabajo que se realiza desde el tejido asociativo y entidades sin ánimo de lucro tiene que ser apoyado desde las instituciones, por la ingente la labor que hacen con distintos segmentos de población y por tanto, el alcance del trabajo que realizan tiene que ser reforzado. Tenemos que apoyar la ayuda desde distintos frentes y este es nuestro fin. Agradeciéndoles la presencia y el enorme trabajo que realizan”.

A través de Cáritas-Parroquia San Ginés se apoya a las familias de la isla que se encuentran con bajos o nulos recursos económicos para cubrir necesidades básicas, a través de la acogida parroquial, protección y detección de necesidades y derivación al reparto de alimentos y recogida de ropa, talleres y formación de voluntariado.

Cruz Roja Responde da cobertura a las necesidades de los más vulnerables a través de una intervención integral. Buscan contener la precarización de las condiciones de vida que presentan personas en situación de vulnerabilidad contribuyendo a cubrir necesidades básicas, facilitar el acceso a recursos externos y propios que mejoren la situación social y familiar y laboral, trabajando en este momento con tarjetas de alimentación y prestaciones a domicilio.

 

Mararía, tiene claro que uno de los factores de vulnerabilidad y riesgo de exclusión es la violencia de género, contando con recursos como el asesoramiento jurídico y

psicológico, en centro de información para mujeres en riesgo y exclusión social, banco de alimentos, y piso tutelado para mujeres.

 

Trib-Arte por su parte trabaja el “Espacio Mujer”, en el que un punto de encuentro y espacio de confianza busca promover la igual.

 

Scroll Up