El Ayuntamiento de San Bartolomé está desarrollando el servicio municipal de Escuela de Verano 2018, con un proyecto educativo plenamente inclusivo, dirigido a integrar el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.

Este proyecto en el que participan las áreas de Educación y Bienestar Social ha sido apoyado por CDIAT (Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana de ADISLAN), intentando satisfacer la demanda de las familias que requieren de una oferta lúdica y educativa que involucre a los niños y niñas con discapacidad.

Alma María González Mauri acompañada de Loyola del Mar Hernández Álvarez, Vicepresidenta de la entidad ADISLAN visitó las instalaciones del CEIP Playa Honda donde se han acogido a un total de 120 alumnos/as, entre el 2 de julio y el 14 de agosto.

En esta iniciativa municipal ha prevalecido una metodología participativa conducente a fomentar la interacción y las relaciones personales de los niños y niñas con necesidades específicas y concienciar a todo el alumnado sobre la realidad de la discapacidad y la diversidad.

Scroll Up