El alcalde, agradece al área de Bienestar Social el enorme trabajo realizado en estos meses, así como al personal al frente de la Oficina de Atención de Emergencia Alimentaria, al voluntariado de Protección Civil en San Bartolomé y a las ONG, empresas y personas que con su esfuerzo han donado alimentos y a aquellas que con su trabajo diario atienden las necesidades más acuciantes de nuestra vecindad.

 Tejera recuerda a todas las personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad que deben acudir a Bienestar Social del Ayuntamiento que cuenta con oficina en San Bartolomé (Ayuntamiento) y Playa Honda (Oficina Municipal), teléfonos 928 520 128 extensión 5 y 928 820 308 extensión 6 o llamando al  teléfono del S.E.S.H. del municipio llamando al 609 647 704.

 El alcalde, Alexis Tejera informa a toda la vecindad que desde el Servicio de Emergencia Humanitaria del Municipio de San Bartolomé, se han dado un total de 1.300 lotes que benefician a un total de 800 usuarios/as, en apenas los tres meses de existencia del servicio. En la actualidad hay un total de 205 ayudas a unidades familiares en vigor según informa el área de Bienestar Social.

El Ayuntamiento reaccionó de forma rápida y adoptó medidas urgentes y contundentes con el objeto de amortiguar el impacto de esta situación sanitaria y económica sin precedentes, que también ha saturado el trabajo del área de Bienestar Social, y por ello entre un amplio paquete de medidas sociales se crea el Servicio de Emergencia Social Humanitaria para  proteger a las personas más vulnerables y fomentar una rápida vuelta a la normalidad entre la vecindad, que ha tenido gran respuesta, insiste Tejera.

El Ayuntamiento aportó una partida inicial de 150.000€ para prestar este servicio y ha recibido aportaciones del Banco de Alimentos de Las Palmas, que ha donado 15.000 kilos de alimentos y el Fondo de Ayuda Europea para las personas más desfavorecidas de los que hemos  recibido 9.000 Kilos más. Además, la Oficina de Emergencia Alimentaria de San Bartolomé recibe donaciones tanto de empresas, asociaciones, colectivos, de otras instituciones, bancos de alimentos y de particulares, agradeciendo a Protección Civil y todas las personas que han colaborado activamente con este servicio por su enorme solidaridad.

La ayuda alimentaria facilita tanto productos no perecederos, como perecederos que se hace llegar a cada una de las personas que soliciten las ayudas desde los Servicios Sociales y desde el área de nueva creación fomentando desde el Ayuntamiento que se trabaje con producto local y kilómetro cero. El Ayuntamiento se encarga del reparto de los no perecederos y productos de aseo y limpieza, con servicio personalizado según las necesidades de cada familia.

Además, se realizará una guía de recursos municipales, insulares y regionales, acercando de esta manera  a las personas beneficiarias no solo la ayuda alimentaria, sino información de otros recursos (formativos, laborales, de gestión de prestaciones, etc.) que puedan mejorar sus vidas.

La concejala de Bienestar Social, María Dolores Fernández y el concejal del Servicio de Emergencia Social Humanitaria Isidro Pérez, remarcan “la intención clara del consistorio de ofrecer un servicio de calidad, que las familias que están en situación de vulnerabilidad con total discreción tengan acceso a todo lo que necesitan para cubrir necesidades básicas en materia de alimentación sana y aseo sin necesidad de acudir de manera presencial. Las personas que valoran los servicios sociales como beneficiarias de este servicio con continuidad, tienen garantizada la ayuda de alimentación, productos de aseo y limpieza según las necesidades de cada unidad familiar, siempre con claros criterios técnicos.

Scroll Up