Llamando al 012 los interesados/as deberán pedir cita y decide cada persona si hacer el documento ante un notario o un funcionario. Personal sanitario acreditado por el Hospital Doctor José Molina Orosa,  que en este caso presta el servicio en la Casa Cerdeña de manera gratuita y sencilla está disponible para ayudar. Se cumplimenta el documento, se registra y queda incorporado a la historia clínica de Atención Primaria, Hospitalaria y en el Registro Estatal de Voluntades Anticipadas.

El alcalde, Alexis Tejera, en el mes de agosto presentó el servicio acompañado por la directora del área de Salud de Lanzarote, Noelia Umpiérrez, la geriatra Elisa Corujo, la funcionaria al frente del Servicio MAV, Victoria Castañeyra Góngora, el concejal de Sanidad del Ayuntamiento de San Bartolomé, Raúl de León e Isidro Pérez, edil responsable del Servicio de Atención a la Emergencia Alimentaria.

El servicio MAV (Manifestaciones Anticipadas de Voluntad, servicio adherido al Servicio Canario de Salud), cuenta desde hace meses con una oficina en la Casa Cerdeña para atender a los interesados/as.

“TODOS PODEMOS DECIDIR EL FINAL DE NUESTRA VIDA”, cada uno de nosotros/as puede dejar firmado en un documento legal las Manifestaciones Anticipadas de Voluntad, que son las instrucciones legales que una persona quiere que se cumplan por el personal sanitario encargado de su cuidado, cuando ya no pueda expresar su consentimiento sobre actos médicos que se deban practicar. En nuestras manos está decidir sobre el proceso de forma consciente y libre mientras estamos capacitados, sin necesidad que sean otros, como el personal o nuestros familiares quienes tomen la decisión.

Para decidirlo todas las personas interesadas tienen a su disposición un documento llamando Manifestaciones Anticipadas de Voluntad (MAV), en el que la persona, mayor de edad, manifiesta anticipadamente su voluntad sobre cuidados y tratamientos que desea recibir, o rechazar, cuanto esté en situación terminal y no pueda comunicarse.

Se puede expresar en este documento la decisión de no prolongar la vida artificialmente y el deseo de paliar al máximo el malestar,  el sufrimiento  psíquico  y físico causado por la enfermedad a través de fármacos y también se puede formular la voluntad de convertirse en donante de órganos para trasplantes que ayuden a salvar vidas. Con la firma de este documento se libera a los familiares de tomar decisiones cruciales en momentos críticos.

Scroll Up